Inicio » L'Espectacleria empresa » El arte de vestir un evento

El arte de vestir un evento

_DSC8835

Seguimos desgranando todos los elementos que convergen en la organización integral de un evento, para haceros partícipes del trabajo que implica y la delicadeza con la que tratamos cada uno de ellos.

Si hay algo que realmente ayuda a crear ambiente y es capaz de cambiar por completo el aspecto de cualquier celebración, es la escenografía que caracteriza un evento. Hablamos de los decorados e iluminación, pero igual de relevante es el vestuario. Porque, aunque no siempre se lleve el protagonismo, el vestuario es capaz de dotar a los personajes de una personalidad propia.

Con una gran decoración, pero con  los protagonistas mal caracterizados, un evento puede perder toda su credibilidad. Por lo contrario, un gran trabajo de vestuario puede llegar a transmitir el mensaje y las sensaciones propias de la acción que se esté realizando. Eso sí, para ello se necesita el oficio de un buen profesional y nosotros tenemos la suerte de contar con Estel Ferrer, la figurinista por excelencia de l’Espectacleria.

Ella es capaz de caracterizar a cualquier persona para convertirla en un personaje único. Da igual el ambiente, la temática o el tipo de evento. Su minucioso trabajo diseñando o bien asesorando, hace de actores o asistentes, los auténticos protagonistas. Trajes a medida, vestidos con luces, disfraces, complementos … un sinfín de elementos, formas, materiales y colores que constituyen todo un mundo de posibilidades apto para todas las necesidades y fantasías. Cada evento es un mundo, una historia nueva en la que también se sumerge para dejar volar la imaginación y sacar todo el talento que lleva dentro.

Y es que conseguir que el público se implique en el storytelling es de vital importancia para lograr que el público conecte con lo que están presenciando.

Pero su papel no acaba aquí. Como ya comentábamos hay otro tipo de eventos, como las cenas de gala, presentaciones de productos, bodas o meetings, que lejos de necesitar una ambientación imaginativa y un vestuario que vaya acorde con esta, requiere de un servicio de una asesoría de vestuario. En este caso, también es capaz de encontrar el estilismo más adecuado.

Así pues, un buen escenógrafo/estilista es tan capaz de imaginar y crear, como de asesorar al cliente a la hora de escoger el atuendo perfecto para explotar su imagen de forma elegante.

En conclusión, Estel es capaz de empatizar con los eventos en los que se implica y que requieren de su experiencia y conocimiento. Analiza las características de la acción para encontrar sus necesidades y ponerse manos a la obra. Una obra que con su destreza y delicadeza, no tiene otro nombre más que arte. Comprobadlo vosotros mismos.

¡Comparte!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp