Inicio » L'Espectacleria familiar » 24 Ideas para bodas en otoño

24 Ideas para bodas en otoño

¿Te casas en otoño y te has quedado sin ideas?

Cada año mucha más gente se anima a casarse entre los meses de septiembre a diciembre y no es de extrañar porque es una de las estaciones más bonitas del año, con colores únicos y escenarios naturales que son difíciles de creer.

art-1-foto-1Las bodas rusticas y el shabby chic están a la orden del día cuando llega el momento de pasar por el altar en pleno otoño: desde la decoración au naturel, a la inspiración recién llegada de las bodas made in London (la capital del Reino Unido atraviesa un otoño permanente, con lluvias que van y vienen, cielos grises a los que de repente se asoma el sol, efectos de luz de espejo reflejados en el río Támesis y vientos que llegan directamente desde el sur del país), los detalles cálidos a la luz de las velas en lugar del radiante sol de agosto o las flores y frutos que nos deja esta estación.

¿Quieres algunas ideas para las bodas que están a la vuelta de la esquina? Te proponemos 24 cosas únicas que hacer en tu boda de otoño.

1. Casarte con un vestido de manga larga, con tejidos ricos y cálidos, y detalles de encaje o plumas. Este año y el que viene se lleva el diseño princesa, con faldas muy abultadas y cubiertas de encaje artesanal francés.

2. Aprovechar que comienza la temporada baja de bodas y darte un capricho contratando a la wedding planner de tus sueños, o eligiendo un espacio de celebración que normalmente se saldría del presupuesto.

 art-1-foto-3

3. Llevar un vestido de novia rojo. O verde, o púrpura, o blush.

4. Plantarle cara al frío y casarte con pantalones o con una capa de novia. Las novias con pantalones son una pareja de 10, aunque también se llevan los monos de novia, el pantalón pinzado o incluso el short.

5. Si eres la invitada, llevar un abrigo camel très chic.

6. Encargar una corona de flores silvestres, con espigas de trigo, hoja verde y girasoles, elaboradas a mano y a poder ser con flores de jardín. Puedes encargar estos tocados siguiendo el simbolismo de las flores de estación, los colores de otoño o las formas y tamaños de las diferentes especies que florecen naturalmente en esta época del año.

 art-1-foto-2

7. Elegir una paleta de colores única en la que estén permitidos algunos tonos que desentonarían en primavera o veranos, muy cálidos y naturales. Piensa en nudes y tonalidades maquillaje y beis, ocres y naranjas, verde o avellana para las invitaciones, los save-the-date y la decoración. También puedes ir un poquito más allá y establecer un dress code de temporada para tus invitados.

8. Llevar un paraguas y convertirlo en protagonista de tus fotos.

9. Vestir al novio de tweed… y a la novia con botines o zapatos cerrados.

10. Utilizar manzanas rojas como meseros, con los nombres sustituyendo las hojitas, escritos sobre papel kraft. La estación natural de la manzana va de los meses de agosto a enero.

11. Regalar pashminas suaves y calentitas a tus invitadas en lugar de las alpargatas para la post-boda que se reparten en verano.

12. Tener los meseros más bonitos del mundo, y también los más económicos, usando hojas secas para indicar el nombre de cada invitado en su sitio. Puedes combinar hojas de diferentes colores, dependiendo de cuándo se hayan recogido, de verde oscuro a dorado, pasando por el rojo o el color caramelo. O ganar algo de tiempo preparándolas con más antelación, pintándolas todas con un único spray de color, por ejemplo en dorado. La tipografía: a mano. Pide a tus damas de honor o incluso a los niños de la boda que te ayuden con esta manualidad.

13. Utilizar un medio de transporte fuera de la norma: desde un pick up truck de color amarillo a una furgoneta Volkswagen, un Seiscientos rojo o una bicicleta.

14. Darle la vuelta al menú, pasando de los platos ligeros de verano a comidas más consistentes, con cornees que incluyan variedad de quesos, diferentes tipos de pan gourmet, setas de temporada, frutos secos y frutas de colores vibrantes, platos calientes con diversas variedades de calabaza, o caza.

15. Cambiar el look de novia tradicional por otros accesorios más cercanos al boho chic de temporada: un sombrero de fieltro de color hueso en lugar de velo. Un bolsito con correa a media altura para complementar el ramo. Una pashmina en color azul cobalto. Una falda de plumas con camisa.

16. Hacer de tu dream team de damas de honor un bouquet de colores de otoño en toda regla, con vestidos de diferentes cortes y estilos (por ejemplo, largos con cortos, escotes palabra de honor con tirantes asimétricos), en colores como el chocolate y el borgoña, el malva, el melocotón o el púrpura.

17. Usar flores de temporada o silvestres (una alternativa más ‘eco’ que las de invernadero) para los centros y el ramo de novia, incluyendo girasoles, dalias y hortensias, combinadas con hoja verde, rosas de jardín y frutos del bosque.

18. Casarte al aire libre, sobre un manto de hojas secas

19. Cambiar los zapatos de novia por unas botas, sobre todo si son de cowboy

20. Utilizar la naturaleza y la calidez estacional, con detalles rústicos en madera, como por ejemplo números de mesa o bases para los centros, combinados con elementos transparente que descarguen el ambiente, como cristal, jarras y jarrones de vidrio, iluminación natural con velas o bombillas vistas, lámparas de papel, micro-bombillas como puntos de iluminación suspendida y centros de mesa vegetales con calabazas, calabacines y maíz natural.

21. Elegir un espacio fuera de lo común, como un granero o un viñedo con espectaculares vistas al paisaje de otoño.

22. Cerrar la fiesta con un naked wedding cake con bizcocho visto de acabado rústico, decorado con hojas de otoño y detalles de olivo, o frutas frescas de temporada como semillas de granada, higos o membrillo, además de castañas, avellanas y nueces.

23. Dejar que los niños de la boda disfruten de lo lindo con cupcakes de naranja y crema coronados con hojitas de colores de otoño comestibles. También puedes hacer tu sueño de infancia realidad y encargar un pastel de boda enteramente de chocolate, combinando sabores que vayan de la trufa al tiramisú.

24. Ofrecer bebidas calientes después de la cena, como chocolate, una selección de cafés, sidra o vino caliente con especias, e incluir bolsitas de papel con algunos regalos dulces, como galletas crujientes o toffees artesanales.

www.hola.com

¡Comparte!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp